REAPRENDIENDO A DIBUJAR COMO LOS NIÑOS

TALLERES TERAPÉUTICOS PARA RECUPERAR LA EXPRESIVIDAD GRÁFICA

Taller realizado en el Teatro Campoamor para la Noche Blanca de Oviedo

Foto: Javier Bauluz

Foto: Itziar Dañobeitia

Este taller ha sido diseñado para todo tipo de públicos y de espacios. Su duración aproximada es de 2 horas aunque se puede adaptar a todo tipo de necesidades.

Si estas interesado en llevarlo a tu comunidad puedes llamar al 636 959 475 o enviar solicitud a tognov@gmail.com

Artículos relacionados:

NOTANMALA

CONTRATACIÓN E INFORMACIÓN: 636 959 475

tognov@gmail.com

El objetivo de este taller es sencillo, pasar un buen rato dibujando buscando nuevas formas de expresión gráfica, jugando y conociendo gente nueva. Este taller es idóneo para personas que dicen que no saben dibujar, que parten de 0, o para cualquier persona interesada en la comunicación gráfica.

Si el dibujo es un lenguaje que de niños usamos espontáneamente para expresarnos, incluso antes de saber escribir, ¿por qué abandonamos su práctica como adultos?

¿Quién no hizo un dibujo que sus orgullosos padres colgaran en la puerta del frigorífico?

 

Todos hemos sido niños pero al llegar a la adolescencia y entrar en la edad adulta, nuestra escala de valores cambió y dejamos de apreciar la ingenuidad de los dibujos de nuestra infancia. Los procesos racionales premeditados comienzan a inundar nuestros dibujos y abandonamos el lenguaje de la infancia, Las clases de dibujo en el colegio no ayudaron pues trataron el dibujo como una disciplina artística (con referentes realistas) y no como un medio de expresión pasando de necesario a accesorio en pocos años.

Por ese motivo muchas personas actualmente me dicen que dibujan fatal, que no tienen “mano” u “ojo” pero yo estoy convencido de que como el habla, el dibujo es otro medio de expresión que siempre nos beneficiará potenciar.

Lo primero que debemos pensar a la hora de dibujar es dejar la idea de hacer algo correcta o incorrectamente y sustituirlas por experimentar.

Lo importante no es el resultado sino el “viaje” de dibujar. Todo lo que sea esperar buenos resultados en los trabajos es caminar hacia la frustración. Nuestra actitud a la hora de encarar esta experiencia debe ser poco exigente, es más a todos los alumnos les invito a tirar el dibujo a la basura una vez está terminado (con mejor o peor resultado).

Reaprender debe ser una experiencia divertida, creativa y estimulante. Estos talleres tienen un carácter totalmente experimental en el que aplico técnicas que realizo en mis talleres de dibujo y pintura y con niños de altas capacidades. Nada va a ser como esperas.